Wednesday, September 08, 2004

Madonna, familia griega, Maika Vergara, Michael Jackson

Quita tus manos de la plusvalía que produzco, sucio acaparador de los medios de producción
Madonna me mira desde una pantalla del ordenador, con ese ojo verde-envidia de Shakespeare que le pusieron para la portada de su Grandes Éxitos volumen dos. Suena Human Nature (oh, qué terrible momento pop como sacado de un remake de Crossroads), y es -os lo juro por mi vida- como si me hablara, el icono de la posmodernidad, la razón de ser de tanta diversión concentrada en "el templo donde rendirás culto a tu diosa" ¿Y qué me dice, Ella, desde la pantalla del ordenador? es que con ese ojo perverso sus indicaciones son todas del estilo de "Sí, vamos, deja tu coño en sus manos ¿qué importa al fin y al cabo que escriba "agetreo"?" (Claro, está guiándose por los parámetros que la llevaron a Carlos León)
Todos buscamos la afinidad con alguien, ¿no? Y yo no exijo que un guapo mozo venga a recitarme todo el cantable de "Somos los mascagomas del amor", de "¡Espérame en Siberia, vida mía!", obra de Enrique Jardiel Poncela. Me conformo conque sepa que no se llama Javier Pucela.
En fin, Madonna, una vez más, tiene razón ¿qué importa, después de todo?

¡Picasso ladrón! ¡Dalí fascista!
Me encuentro en una gran aporía vital de la que indudablemente depende el destino de mi vida en los próximos años y el propio sentido y la forma de concebir el mundo, la humanidad y la vida en general: no sé si realmente, como se viene diciendo desde más o menos el quatroccento, somos griegos, y nuestra forma de pensar es a la griega, y seguimos siendo griegos, o si todo eso son zarandajas y en realidad el mundo griego, la mente griega y "nuestra forma de concebir el mundo, la humanidad y la vida en general" no tienen en absoluto nada que ver. Y, por encima de eso, la alargada sombra del ciprés que no me deja conciliar el sueño: la posibilidad de que "la familia" griega fuese, en la práctica, poligámica. ¡¡¡¡Ahhh!!!! ¡sacrilegio! ¡Los popes del pensamiento tradicionalista se mesan los cabellos! Todo esto viene a raíz de que hasta las reformas de Pericles –oh, espero que no salga algún pedantón experto en el tema de entre el público y rebata todo mi argumento con su sapiencia, y que aún por encima diga que no fue Pericles, que fue Clístenes, o Pozimóteles-en Grecia (vamos, estoy hablando de Atenas, pero ya sabeis que cuando se dice "Grecia" hablando de la antigüedad clásica Atenas es the first, the last y todo lo demás) heredaban todos los hijos del padre, los del matrimonio y los que tenía por ahí con la hetaira de turno. Vamos, que tenemos al ciudadano de la polis, en su casita, casita en la que está todo el día su joven –muchísimo más joven- esposa. Y aparte, todas las esclavas, a disposición naturalmente de los requrimientos de su amo y señor, y las concubinas. E hijos por aquí e hijos por allá, hijos que pueden heredar los olivares del padre y su abono para el teatro, conviviendo todos en la misma casa, los legítimos y los ilegítimos, la esposa y sus aledaños, en una comunidad extraña que viene siendo, en la práctica ¡una poligamia! Súperfuerte, tíos. Y claro, ya independientemente de la herencia o la no herencia, pensemos un momento en la situación que se tenía que dar en ese núcleo familiar, con una esposa que es comúnmente relegada al segundo plano porque su marido está con esclavas y amantes más jóvenes y bellas, y con efebos imberbes mojados en aceite de paseo entre el gimnasio y el ágora. El ambiente del gineceo, como ama y señora de esas mismas esclavas que se follan a su esposo, tenía que ser un poco como el de las reuniones navideñas de la familia Janeiro. Y claro, cuando tienen hijos, se vuelcan totalmente en ellos, durante los pocos primeros años en los que pueden influírles, antes de que se educación se le encomiende a manos más expertas y a otras... pollas, en definitiva. Son madres castradoras y bastante desequilibradas por esa mierda de vida que llevan que alternan episodios de asfixiante amor por el retoño con otros de rabia e ira desatadas, castigo y represión. Y he aquí la explicación de la frecuentísima figura de la medusa, del ser monstruoso, femenino, que devora al hombre, una idea muy recurrente en el mundo griego, como la de la vagina dentata, esa idea de la mujer como devoradora del hombre por medio de las relaciones sexuales, con eso de que el hombre es caliente y la mujer fría y mediante el coito le roba el calor, y la vida. Mujer como consumidora. Pues todo esto es un reflejo de la madre, de esa madre psicótica normanbatesiana que produce el mundo griego, una madre con la que el niño rompe el vínculo, y con ella con todo mundo femenino, para pasar pronto a los brazos de un amante formido y maduro, que le follará hasta que empiece a salirle la barba. Vínculo que no se recupera hasta como unas décadas después, cuando se casa, ya maduro normalmente, con una chiquita semiadolescente, para formar el entrañable círculo familiar arriba descrito. ¿Y esto qué crea? Esquizofrénicos y maricones. Y esto no lo digo yo, lo dice un señor de cuyo nombre, lo que son las cosas, ahora no consigo acordarme (porque claro, todos sabéis ya, faltaría más, que la homosexualidad funciona exactamente como una reacción a ciertas causas, tipo madre posesiva, ausencia de figura paterna, violación y abusos durante la infancia... todo muy sistematizable, es totaaalmente causa-efecto) Súperturbador, ¿no?
Bueno, y tras tanto inútil petardeo, pasemos a cosas serias: cotilleos jugosos (igual son vox populi y yo no me había enterado, pero mi deber es difundir al buena nueva) ¿Mi fuente? Uno de los maquilladores estrella de Chanel, en pleno arranque patio de vecinas:
Que Mencía, la hija de Isabel Sartorius, es hija del príncipe (esto, lo sé, no es ninguna sorpresa), y que cuando Isabel se quedó "en estado", su madre llamó a la reina Sofía y le dijo: -"Majestad, tenemos un problema" –"No"-contestó Sofía-"Tú tienes un problema" ¡Jojojo!
¡Que Ana Belén está liada con Julia Otero! ¿Y Víctor Manuel? Nada, cada uno hace su vida por su cuenta
¡Y Juan Pardo con el guapo (¿es que hay alguno?), vamos, con el rubio de los pecos!
Efectivamente no sé si se habrá debido a la negra influencia de cierto ex-componente de los Brincos, pero ahí me tienen, caída víctima de al gripe cruel que nos azota por estas fechas. Estaba tan deprimida, todo el sábado por la tarde metida en casa y a punto de ver por quinta vez, más o menos, "La Violetera" en Cine de Barrio, lo único que me hacía esbozar una sonrisa era recordar la bellísima escena en la que Carla, recién expulsada de la casa-de-Gran-Hermano, decía las ganas que tenía de ver a los viejos de la residencia que solía cuidar.
-Claro, seguro que ellos también se han acordado mucho de ti- decía Mercedes, toda empatía.
-Pues no creo porque como tienen alzheimer...-
Pero sigo con la cabeza bastante seca de ideas, con el cuerpo dolorido e inapetente como una supermodelo. Así que mejor esperamos a estar más inspirada para actualizar.
Estoy muy dubitativa con esto de actualizar. No sabía si empezar a hablar de la muerte de Maika Vergara cuyo proceso, sí, cómo no, yo también seguí apasionada y shocked by the power desde que María Teresa dijo en Día a Día que le había dado un infarto y que estaba muy grave y que desde ahí "un beso a Ángel y a toda la familia", toda inquietud estaba yo hasta que esa noche recibí varios mensajes del estilo de "Ra, tía, acabo de llegar a casa y me ha dicho mi madre que se ha muerto Maika Vergara ¡qué fuerte!" o, mucho más concisamente, "¡¡¡¡Ha muerto Maika Vergara!!!!" Que luego, más que una comentarista del corazón parecía que se hubiese muerto Isabel Presley, allí en Salsa Rosa todos de negro (e Idoia Bilbao por cierto con una coleta súpermal hecha, que parecía yo. A Maika le hubiese gustado que estuvieses "comilfó", Idoia querida) y seguro que todos deseando preguntarle a Norma Duval por las declaraciones de ese trasundo del joker que hace diez años dijo que tenía una hija de Miguel Boyer, y luego venga la llamada de Julián Muñoz, para decir que a la Pantoja le había dado una lipotimia y que por eso no podía ponerse al teléfono, y las declaraciones de Miguel Temprano, y bueno, todo. Que hay que ver la Pantoja, que es un poco el anticristo, ¿no?, que lo hace todo en aras del mal, siempre egoísta, prepotente y bueno, simplemente un ser diabólico con disco de de villancicos. En fin. Pura mierda todo, pero mientras esa mierda sea tan divertida, bienvenida sea.
Ayer estaba escuchando la radio mientras escribía una reseña de "La misión" y salió un anuncio de "Clásico Chill out. Por fin te gustará la música clásica" Me he quedado muerta en la bañera. Y sonaba Carmina Burana con sintetizadores. Tremendo. Para empezar Carmina Burana le gusta a todo el mundo, es la típica pieza (me refiero, claro está, al cantable más conocido de la ópera) archiconocida, que le mola desde a heviatas ignorantes hasta a Pedro Erquicia, de Documentos Tv. Que te guste carmina burana, por otra parte, no quiere decir que te guste la música clásica, como silbar el libiamo de la Traviata en la ducha no quiere decir que seas un súperamante de Verdi y de la ópera italiana del XIX. Que hasta Michael Jackson quería los derechos de Carmina Burana para que sonase en los inicios de su conciertos. Ay, Michael. Me siento como obligada a dar mi docta opinión al respecto (me siento como un poco en un dibujín de Jordi Labanda –y perdón por estas citas que hago, es que aún sigo medio engripada- en el que una niñita en el cole leía "Tema de mi redacción: Lo que pienso de Eva Sannum") Pues yo creo que Michael no se ha follado a ningún niñito, porque es virgen, como quedó muy claro en la entrevista (entrevista en la que por cierto y si los rumores son ciertos como es de desear, sale el mismo niño que ahora le denuncia, diciendo cuánto le gusta tomar leche con galletas en el cuarto de Michael. Violado no creo. Igual tocadito sí) en la que contó cómo casi le viola Tatum O´neal. Y creo que eso se hace extensible a todas sus... parejas. Bueno, es virgen si exceptuamos aquella violación que sufrió en uno de sus conciertos cuando era un pequeño negro e iba de gira con los Jackson Five, que yo estas historias me las creo todas, y aún más que se quedan cortas a la hora de decir maldades, que la realidad supera a la ficción, justo como en Aguirre, la cólera de Dios, que la historia del verdadero Aguirre es mil veces más fascinante que todo lo que el contrahecho y –siempre una mueca en su rostro- Klaus Kinski pueda representar. Ejem. Que ya casi estamos en navidades –ahora, y no cuando Pórtico instala su escaparate navideño, allá por principios de octubre-, y con ellas los días de asueto y merecido descanso. Bienvenidas sean, un años más, estas fechas de buena comida y especiales por la tele en los que sale Julio Iglesias, y repasos a "lo mejor del año", con lo cual en la Mtv nos saldrán de nuevo (¿alguna vez han dejado de hacerlo?) Justin y Beyoncé por las orejas.

1 comment:

Anonymous said...

It's perfect time to make some plans for the future and it's time to be
happy. I have read this post and if I could I want to suggest you some
interesting things or suggestions. Maybe you could write next
articles referring to this article. I desire to read even more
things about it!

Feel free to surf to my website http://gto120dlaocm402mfos02.com/