Tuesday, April 01, 2008

El presidente de la FIA implicado en orgías sadomasoquistas nazis

El caso Mariluz y la historia del presunto asesino, Santiago del Valle, me tienen conmocionada (recordemos: Mariluz, la niñapequeña gitana -apunte imprescindible- desaparecida desde hace meses que ha sido encontrada muerta, se cree que asesinada). La historia lo tiene todo: drama que toca la fibra sensible de la gente, "Madelaine española" (chorriflautez que no hay ni que comentar), gitanos embravecidos en plena batalla campal queriendo linchar al asesino que además acumulaba condenas por abusos sexuales, justicia inoperante y alarma social ante lo terriblemente absurdo del caso.
Santiago del Valle, sea o no el asesino de Marilú, menuda perla negra de ser: acusó al profesor de su hija de abusar de ella, y al final se descubre que no era el profesor sino él mismo el que la violaba repetidamente (o tocaba, o vaya a saber qué), y lo que más me espanta del caso, ¡con el consentimiento de su mujer, que presenciaba los abusos! (Estas cosas me recuerdan a ciertos testimonios de Sabor a ti, cuando Ana Rosa trabajaba por la tarde y se mojaba bien mojada en la mierda). Y ver esas declaraciones del individuo en cuestión, a la puerta del juzgado, soltando joyas como la siguiente: "¿Pero cómo voy yo a abusar de mi propia hija? ¡Antes de abusar de mi niñita abusaría de la niña de cualquier otro!" Es que sería como para reír, de no ser tan chungo que más bien da ganas de llorar.
Qué terrible, terrible es todo; darse cuenta de que la sociedad, la gente, las niñitas y sus padres no pueden hacer en realidad nada contra los violadores, los pederastas y tal. Que por mucha cárcel y tratamiento de hormonas, por mucha castración química -tema talcualito "La naranja mecánica" del que parece mentira que aún se hable-, por mucha "reeducación", no hay cura ni vuelta atrás, los violadores no se redimen, y los niños víctimas de abusos se convierten en abusadores -ellos- y actrices porno o mujeres maltratadas -ellas-. Es muy reaccionario esto que pienso, sí, pero es que cada día me vuelvo más intolerante y más "quelescortenlacabeza". La vida, que me curte y me hace mirar con ojeriza a los moros, los argentinos y los andaluces, y contemplar la pena de muerte con simpatía.
Total, que no hay que tener hijos. Que es arrancarte un pedazo de tu corazón y exponerlo por el mundo a que cualquier cabrón con pintas le joda la vida, o a que cualquier burocracia inoperante ayude a joderle un poquito más, o a que se convierta en un cabrón con pintas él mismo. Que es lo más probable.

6 comments:

W said...

El caso Mariluz sí es realmente interesante, no como el de Madeleine que es un absoluto coñazo. Lo mejor de todo es ese padre poeta, que habla y te embelesa. Una especie de Antonio Gala gitano. Sobre todo si lo pones al lado de la madre, que más que analfabeta es incapaz de articular palabra. De todo el caso me quedo con el maravilloso plano en directo de 5 minutos del entierro de Mariluz con que nos obsequió Está Pasando en el que podíamos ver, entre otras cosas, a dos gitanos pasándose un porro y al abuelo de Mariluz emitir lamentos cada vez que veía acercarse la cámara. No hay nada como un entierro gitano.

SisterBoy said...

Pensaba hablar del tema en mi casa pero no me sentia demasiado inspirado y además ya habrá tiempo de hacerlo cuando vuelva a pasar.

Un apunte más para el romance de ciego. La familia monster cobró una millonada del seguro cuando un taxi atropelló a uno de sus hijos recien nacido. El taxista en su día juró que el padre había arrojado el carrito del niño deliberadamente sobre su coche.

Ra está en la aldea said...

Ay, sí, cómo pega eso con lo que salía diciendo a cámara de "Le pido diez millones por haber abusado de mi hija, que el dinero no compensa pero oye, podría pedir 15".
Me han dicho que los vecinos que tuvieron la pareja infernal en el barrio de las 3000 viviendas (ejem), decían "uy, sí, con él había que tener mucho cuidado, pero la verdadera malvada era la mujer, que era la que le espoleaba"
Creo que estoy realmente obsesionada con este caso. Acabo de soñar que atacaba a Santiago del Valle con una bolsa llena de cachorros de leones y tigres.

El Malvado Ming said...

Yo lo de su primera hija no me lo quito de la cabeza, que estará pensando ahora ese conductor.

Y otra cosa, siempre asociamos el amarillismo a la tv, pero en casos como éste "El Mundo" es lo más. Los domingos le extraen el tuetano a cualquier drama que se precie.

SisterBoy said...

Hay obsesiones y obsesiones

http://www.flickr.com/photos/baronesariefenstahl/2394101858/in/set-72157604418396753/

Ra está en la aldea said...

¡Juas!
Eso es mejor todavía que aquella pintada con stencil de la cara de Letizia sobre un buzón de "CORREOS" y un "EN MI CARA" debajo.