Sunday, April 27, 2008

Que esto que hoy es un cascajo fue la dulce metedura donde yo perdí el honor

Estos días:

Delante de casa está el puticlub “Tú y yo”, y delante del puticlub hay una acera muy ancha ancha. En esa acera tan ancha alguien ha escrito a tamaño gigante con spray: “Susana te quiero”. Para todos está llegando la primavera.

He terminado de leer (por fin) “Las partículas elementales”. Y sí, pero bah. Creo que habla de una sociedad enferma de deseo y pequeñoburguesa que aquí en Ejpaña todavía no existe, o no está tan extendida, porque no llevamos tanto tiempo siendo primer mundo. Que todavía se nos ve el pelo de la dehesa y estamos en momento de disfrutar de las vacaciones pagadas y del chalet en la playa sin notar el vacío existencial. Por lo demás, pah. No está mal, pero no me quedan muchas ganas de leer otro libro de Houellebeq.

Por otro lado en el mismo día de Sant Jordi me he cepillado mi regalo: “Lost Girls” de Alan Moore. Y ¡guau! Es el primer volumen de una historia completa de tres que cuenta las andanzas eróticas de una Alicia (en el país de las maravillas, o a través del espejo, más bien), de Wendy (de Peter Pan) y de Dorothy (del Mago de Oz) ya adultas. Y por supuesto, como todo lo que hace Alan Moore, es maravilloso e híperinteresante, con mil lecturas que ahondan en el significado profundo de las historias clásicas. Y moja mogollón, además.

2 comments:

SisterBoy said...

Y yo que hace tiempo que quiero hincarle el diente a este tipo pero no me decido. Además odio a los franceses decadentes. Para eso ya estan los alemanes que lo hacen mejor

Vargtimen said...

Precisamente la película de "Las partículas elementales" era alemana, ya que lo dice Sisterboy. Y le ocurre lo mismo que al libro. Tambien sí, pero bah.