Sunday, April 13, 2008

En verdad os digo

Mi relación con el mundo de lo mágico y lo esotérico no es muy amplia pero sí intensa. Conforme van pasando los años, más crédula me vuelvo y más fe tengo en la quiromancia, los posos del café, las entrañas de las ocas y las manos de Fátima. De hecho creo que pronto volveré al catolicismo, porque puestos a creer en el poder de un embrujo hecho con receta de la "Vale" para que tu amado vuelva a tus brazos, mejor creer en el poder de San Antonio, que al fin y al cabo tiene mucha más tradición y un montón de fieles -sobre todo latinoamericanos- juntando sus energías a la tuya para conseguir que encuentres ese colgante con el ojo del Gautama que perdiste la semana pasada.
Voy a hacerles una recomendación a todos mis lectorcitos que les va a servir para triunfar en la vida. Yo entiendo que ustedes sean personas post-siglo XVIII y sus mentes ilustradas desdeñen a los astrólogos y nigromantes, pero, ay amigos, los dos consejos que les voy a dar FUNCIONAN. Y les van a servir para triunfar en la vida y salir airosos en sus proyectos, al menos en los laborales. Y todo de gratis, ni siquiera por las quinientas pesetas de la pulsera magnética que curaba la cefalea. Gratis, palabra musical.
Ya me han leído la mano unas cuantas veces y me han echado las cartas con tronchantes resultados (eso lo contaré algún día), pero éstos consejos son muy sencillitos y fácilmente aplicables. Tienen que ponerlos en práctica ya mismo si quieren dejar de ser cajeros en el Carrefour (con todo mi respeto a los cajeros de supermercado, que realizan una labor muy bonita y muy útil) o de preparar oposiciones a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado (ningún respeto para éstos, puagh). Ahí van:
El primero es una máxima y es más bien de efecto darseánimosaunomismoensumismamismiedad:
"Miedo no". Sólo hay que creérselo, miedo no.
Y el segundo es infalible: Cómprense YA una pirámide de cuarzo. Puede ser pequeñita y discretita, no hace falta que sea de tamaño... piramidal. Valen un euro o poco más, y bueno, para adquirirla en mi caso está bien fácil porque mi calle está llena de librerías como "Karma" o cafeterías de punto de encuentro mágico, pero hasta en los pueblos más pequeñicos hay alguna tienda esotérica. Una pirámide de cuarzo blanco, pequeñita, y la ponen encima de sus papales y sus cosas, esas gestiones que quieren que les salgan bien (los papeles de la hipoteca, la lista de sitios donde mandar el currículum, las pruebas del sida... ) y ¡ala!, a esperara que la pirámide surta efecto. Que surtirá, ya lo verán.
También hay pirámides de otros colores para problemas más localizados: amor, ansiedades, cosas así, pero como el trabajo es lo ÚNICO importante, con ésta tienen más que suficiente.
Ala, corriendito a por ella.

4 comments:

Anonymous said...

Sí,claro...tú nos debes de ver cara de agilipollaos

SisterBoy said...

Me quedo con lo de que el trabajo es lo único verdaderamente importante. Todo lo demás son minucias.-

Vargtimen said...

Dicen que la tipa de Las Gemas del Destino empezó escribiendo un blog...

En fin, a mí me leyeron una vez la mano y me dijeron que iba a tener 7 hijos (antes preferiría que me castraran sin anestesia).
Soy muy incrédulo para estas cosas, aunque tengo que reconocer que una vez conocí a un francés que es la única persona que me ha hecho creer en artes adivinatorias y contactos con el más allá. Algún día tengo que contar con detalle toda la historia.

SisterBoy said...

Algún día no. ¡AHORA!