Tuesday, October 02, 2007

La Casatta

Parecerá sacrílego a mucha gente (a muchos gilipollas, vamos), pero nunca había visto El Padrino. Como quiera que se avecinaba un fin de semana de resaca y sofá, planeamos hacer en casa una noche temática de familia Corleone combinando trilogía y espaguetis a la trapanense. Claro, la noche va camino de convertirse en semana temática, que a la hora que empezamos a ver la primera (once de la noche) pocas posibilidades había de continuar hasta las siete de la mañana. De momento, en dos días consecutivos, hemos visto las dos primeras y bueno, ¿qué decir? ¿qué decir de tal obra maestra? ¿cómo expresar con palabras lo que tantos otros han descrito antes y bla bla bla? Sólo señalaré que hay que ver cómo pasa el tiempo y lo jóvenes que estaban todos: Al Pacino casi irreconocible sin las bolsas de los ojos tan marcadas, y Diane Keaton, bueno, es que directamente estuvimos diez minutos dilucidando si era ella o no era ella. Yo decía que sí más que nada porque recordaba que salía, pero sin su eterno peinado a lo Carmen Maura me costaba lo mío. Qué joven y qué guapa. Y James Caan harto buenorro, yo que tenía su imagen identificada con la del escritor de Misery y de pronto me lo encuentro clavadito a Marlon Brando de joven. Yo creo que lo eligieron para el papel de Sonny por eso, por el parecido. El único que está igual es Robert de Niro, por ese no pasan los años, debe de ser por follar con tantas negras, que le pasan energía.
Una consulta a los sabios: en El Padrino II, cuando está Michael en La Habana en casa del vejete -este que está enfermo y al que posteriormente un sicario de Michael asesinará al final de la película (momento que todos estábamos deseando, porque sí, son unas absolutas obras maestras, conmovedoras, violentas y poéticas, pero teníamos que irnos a la cama y la última media hora de ambas películas nos la pasamos moviendo el culo como si tuviéramos liendres de la inquietud y desesando que murieran de una vez todos los estúpidos y traidores enemigos de los Corleone)-, ¿es cosa mía o el pastelito verde que le sirven por su cumpleaños está envenado y de ahí el empeoramiento repentino que sufre?
Y eso, que las películas de mafia molan todas horrores, y ésta -por lo menos las dos primeras-, que es el summun, no iba a ser menos. Quizá sólo pueda codearse con ella esa gloria bendita hecha cine que es "Mafia, estafa como puedas"

6 comments:

Gabbo said...

A mí no me parece sacrílego no haber visto El Padrino, puedes quedarte tranquila. Pero conozco a gente que dice que es sacrílego no haber visto Persona. Yo no he visto ninguna de las dos :(

Natalia Mosquera said...

Yo no había visto El padrino hasta nuestra semana temática, pero disfrutaba una y otra vez con "Mafia estafa como puedas". Es que aún lo pienso ahora y pjjjjjijiji.

Vargtimen said...

Es que ver a Diane Keaton vestida de mujer debe ser todo un shock. Yo hace tanto que ví los padrinos que ni me acuerdo.

¿Nuevo blog, eh? No has perdido el tiempo escribiendo. Ahora le echo un ojo.

Saludos!

Vargtimen said...

Soy yo otra vez. Pues sí, si que has perdido el tiempo escribiendo. De 2003 a 2007 concretamente.

Vomitando en almohadas ajenas...que espectáculo, por favor...

felix martinez said...

Pues el vejete que mencionas junto a Pacino en la segunda parte es el mismisimo Lee Strasberg, el pesadito de Actor´s studio y su dichoso metodo, y profe del alma de pacino, que lo coló en la pelicula

C. said...

Pues yo vi las tres de un refilón una tarde de no me acuerdo que mes de el año pasado. Con Marciano más concretamente. Y quedé alucinada. Ni me picaba el culo ni cosas por el estilo porque estaba ensimismada. Y por supuesto, debido a mi débil capacidad de retención, ahora no me acuerdo de casi nada....