Tuesday, October 09, 2007

Barcelona/Madrid, Madrid/Barcelona


Inesperado fin de semana relámpago en Madrid. Con esto de haber vivido allí y ahora vivir en Barcelona, me paso el día contestando a la pregunta de “¿Y qué te gusta más, Barcelona o Madrid?” Al escuchar esas palabras, automáticamente se activa un resorte en mi cerebro que hace que responda automáticamente:

Y en cierto modo es así. Puedo embarcarme en largas disquisiciones sobre ambos lugares, pero todo se resume en esa frase de “ni chicha ni limoná”. Y, como las comparaciones son odiosas, vamos a ellas:

Madrid se ve en un día, dos a lo sumo.

Barcelona tiene muchísimo que enseñar y callejear

Madrid tiene dos estaciones: verano súpercalor e invierno te cagas de frío. En una semana pasas de estar en falda y camiseta de manga corta a llevar abrigo y bufanda, sin apenas transición.

Barcelona tiene cuatro estaciones. Esto puede parecer una obviedad, pero hay pocos sitios que tengan cuatro estaciones coincidentes con sus fechas canónicas. En Barcelona hay: un verano insufrible, un otoño suave en el que las hojas secas de los árboles invaden la ciudad, un invierno razonablemente fresquíviris y una primavera que es gloria bendita. Y, sazonándolo todo, la humedad del infierno.

En Madrid el cielo siempre está azul, y a veces nieva.

En Barcelona el cielo siempre está azul, y a veces llueve.

No hay paletos más paletos que los paletos de Madrid.

Barcelona marca estilo.

En Madrid tienes la sensación, más o menos en Callao o en la intersección entre Alcalá y Gran Vía, de estar en el centro del mundo. Se respira tanta energía y tanto movimiento que es como estar en Picadilly Circus o algo similar.

En Barcelona uno se pone en las Ramblas o en Plaza Catalunya y no tiene más que la sensación de estar en un parque de atracciones para turistas.

Madrid es un parque de atracciones de famosos. Es un no parar y una alegría para el visitante paletari. Por la calle, en restaurantes, en el Vips (sobre todo en el Vips, los famosos campan a sus anchas para deleite de mitómanos) Ejemplo: en sólo 24 horas nos hemos cruzado con Belén Ordóñez, Santiago Segura con cazadora de los Tiny Toons y Alaska y Mario Vaquerizo. Por no hablar de compartir espacio con Raquel de supermodelo, pero como no la vi de frente, no la cuento.

En Madrid no hay famosos. En tres años sólo me he encontrado con Benito Porcino (Mortadela en la primera película), que por cierto me sirvió un café, Carmen de Mairena (aunque esta famosa vale un Perú), y Leticia Dolera, que es vecina y la veo en el metro, en la frutería, en el contenedor de reciclaje…

En Madrid hay muchos pobres y mucha gente fea y rara por la calle.

En Barcelona hay gente muy guapa, y se liga más. Esto creo que es una opinión totalmente personal (como el resto de las opiniones, por otra parte) basada en el hecho de que en Madrid salgo casi única y exclusivamente con maricones en sitios de maricones, y claro, así no hay quien mueva la pestaña.

Salir de noche en Madrid es una gozada, todo está al lado y tiene el mejor after del mundo: el rastro.

Salir de noche en Barcelona es una tarea harto difícil: a las tres cierra todo y sólo queda la servesabíar. Eso sí, cuenta con el mejor lugar para tomarlas: la calle (siempre a expensas de los mossos) y unos baños públicos que da gloria verlos.

Madrid es sucia, un paseo por la calle y llegas a casa con la nariz llena de moquillos negros y las uñas como de recoger patatas.

Barcelona es sucia y ciutat vella huele mal.

En Madrid los fines de semana las hordas del extrarradio toman el centro y es imposible dar un paso.

En Barcelona también, pero las tiendas están todos los domingos cerradas, y eso es un alivio y una jodienda a partes iguales.

En Madrid ponen tapas: desde unas aceitunillas hasta paella o pollo frito.

En Barcelona no ponen nada en ningún sitio.

Madrid es enorme, pero uno se mueve en un radio muy reducido.

Barcelona no es tan grande, pero uno se mueve en un radio más amplio.

El metro de Madrid llega a todas partes. Casi, si me apuras, llega a Cáceres y a Toledo.

El metro de Barcelona es una mierda, y conducen fatal.

El fin de semana, los madrileños van al centro comercial.

El fin de semana, los barceloneses se van al campo a coger setas, o a la nieve, o a la Costa Brava.

En resumen, que amboslosdos sitios son fantásticos y maravillosos llenos de gente genial donde uno puede muy bien darse el capricho de ser feliz, y que no hay nada en el mundo más cansino que los fans de Madrid que vituperan Barcelona y los fans de Barcelona que vituperan Madrid.

11 comments:

C. said...

Yo a Madrid solo fui un fin de semana, entonces mi opinión no será de las que más valgan en este caso, pero te faltó agregar que en Madrid está el real madrid y en Barcelona el barça y que las dos aficiones dan asco a partes iguales. Por otro lado en Madrid creo que nadie reivindica la independencia ni menosprecia otras lenguas mientras que en Barcelona sí señores. En fin, que he vivido en Barcelona casi dos años y que ya estoy más o menos harta del catalanismo exacerbado (se escribe así?), pero por otro lado en Barcelona se vive muy bien, y además tiene mar, cosa que en el verano se disfruta muchísimo.
Besos
C.

SisterBoy said...

Basicamente de acuerdo teniendo en cuenta mi experiencia de visitante ocasional en ambas ciudades. En resumen Barcelona es más bonita ordenada y es más fácil orientarse (como todas las ciudades que dan al mar y todas las que estan atravesadas por una arteria gigante). Pero Madrid es más humano y tengo la sensación de que hay más cosas que ver.

Aparte de eso, pidiendo perdón de antemano por si hay ofensas y admitiendo que todo puede deberse a la paranoia del extranjero tengo la sensación de que mi aspecto fisico (podria pasar por marroqui, libio o colombiano sin ningún problema) y mi acento canario mitad venezolano mitad cubano hace que los dependientes y camareros catalanes se dirigan a mi con el mismo tacto con el que se dirigirian a un insecto. En Madrid no tengo esa sensación.

W said...

En Madrid los pijos son los más pijos del mundo.
En Barcelona todos son pijos. Los punkies son pijos, los heavys son pijos, los maricas son pijos, los mendigos son pijos, los ancianos son pijos, los padres menores de 40 son pijos y las amas de casa son pijas.

Tilo said...

¿Catalanismo exacerbado en Barcelona? ¡Qué gente más sensible!

Vargtimen said...

Bueno, yo lo tengo clarísimo: Madrid, salvo Callao y aledaños, no me gusta.
Barcelona tiene mar, muchos espacios verdes, un barrio gótico que es gloria, tiene a Gaudi, tiene al Barça de mis amores, el festival de cine de Sitges al lado, hay mejor clima, gente más civilizada y más bella.
Y lo poco que he estado he visto más famosos (Joan Laporta, Adriá Collado, Juan Luis Guerra...) mientras que en Madrid sólo ví a Aitor Merino en el ocaso de su carrera (si es que alguna vez tuvo carrera) y un jurado de Mira Quien Baila en Barajas.

Por cierto, te envidio por tener en tu vecindario a una ilustre miembra de ALSA.

Gabbo said...

En realidad la ciudad más bonita y encantadora de la península es Lisboa, ni Madrid ni Barcelona tienen nada que hacer frente a incendios, maremotos y pestes. Y a los portugueses guapos, que son mucho más guapos que los guapos de aquí.

Deckard said...

Te ha faltado añadir que en Madrid la gente camina con la nariz menos alta.

Zar Polosco said...

Pidiendo perdón por entrometerme, te diré que lo de las tapas con las cañas me ha llegado al alma. Es lo que más echo de menos en Madrid.

En Barcelona he estado pocas veces pero las justas para no poder definirla en dos pinceladas (nadie habla más de un lugar que el que menos rato ha pasado en ese lugar pero se cree en la necesidad de demostrar que lo ha visto). En Madrid, cada vez que paraba el metro en Atocha Renfe y veía la fauna que subía y bajaba siempre me sorprendía que no estuviesen los del National Geographic filmando.

Y en Madrid está el Atleti. Y eso también tira mucho.

Ya me voy. Reitero mis disculpas por acampar en tu territorio.

Zar Polosco said...

Echo de menos DE Madrid. Ya hace años que no vivo allí.

Anonymous said...

¿Barcelona es más bonita? Supongo que será tu opinión, pero lo que más descolocado me ha dejado, es lo de que Madrid se ve en dos días, jajaja en dos días no ves ni la mitad del Prado...

Anonymous said...

Contodo el respeto, nuestro amigo Vargtimen no conoce Madrid…. Haber estado de paso no significa conocerlo.
"al Barça de mis amores, el festival de cine de Sitges al lado, hay mejor clima, gente más civilizada y más bella"… Buf; francamente, viendo tus gustos no debería ni entrar al trapo, pero lo de que hay gente más civilizada y bella no te lo crees ni tú. Madrid es la ciudad más acogedora del mundo; no te cuesta nada integrarte al ritmo y las costumbres madrileños, a no ser que seas tan gañán que te vayas a vivir a Mostoles o similar y tienes que ir a currar a 2 horas de tu casa. ¿Que Barcelona tiene más zonas verdes? Ni de coña. Mírateo bien y luego opinas.
Un abrazo.