Thursday, August 07, 2008

Puzzlerama (actualizado)

Desde luego nunca agradeceremos lo bastante la labor de los subtituladores anónimos de series. Aunque a veces me sangren los ojos al leer cosas que hasta una analfabeta en inglés como yo percibe, tipo “está bajo la influencia” o “actualmente, no es lo que te piensas”, estos son los filántropos de hoy. Ya se ha dicho un millón de veces en blogs y webs que se dedican al fenómeno en profundidad, pero el hecho de poder ver una serie al día siguiente (véase nota) de que se estrene en Estados Unidos es un privilegio y una alegría. Hay tanta oferta, además, y tanto bueno, que uno no sabe por dónde empezar. Lo mejor es probar un poco de todo y quedarse con lo que más enganche. Y aquí no entran criterios objetivos, porque yo objetivamente creo que Dexter es una serie mejor de Gossip Girl, pero Dexter me da bastante por culo mientras que con Gossip Girl devoré la primera temporada con gran disfrute y alborozo. Eso, que cada cual use internet para lo que le da la gana, sea para bajarse “Roma”, “Zoey101” o “El encantador de Perros” (del que tengo que hablar un día, soy taaan fan de César Millán y su forma de imponerles las manos a los canes. Si alguna vez tengo hijos –dios no lo quiera- se los entregaré a César para que me los eduque en la obediencia a las órdenes tajantes de “no” “sit” “quieto” y sean niños felices gracias a la tríada “paseo, disciplina y cariño”)
Nota: lo de ver las series al día siguiente de su estreno televisivo pasará con Perdidos, que yo pongo a bajar un capítulo de las cosas que sigo y hasta un mínimo de cuatro días no tengo el archivo completo. Y no es cosa de mi conexión, créanme.
El caso es que todo esto venía por celebrar lo mucho que me está gustando Swingtown, que se está emitiendo este verano en Estados Unidos con pobres resultados de audiencia. Ya he hablado de ella aquí para mencionar que el piloto estaba muy bien y que salía Grant Show, y ahora querría hablar de ella con un poco más de profundidad y tal.
Swingtown va de un matrimonio formado por Susan (una actriz pelirroja muy mona que también salía en Deadwood y que es una mezcla entre Jualianne Moore y Verónica Forqué) y Bruce, que es el hermano gemelo perdido y hallado en el templo de Andrés Caparrós. Tienen dos hijos, la mayor es una comadreja de extraña mezcla entre belleza y horror, con unos incisivos hechos para roer troncos de arce y formar con ellos diques de contención. Es como una adolescente muy lista y filosófica y tal, un poco pesada. Bastante pesada. Folla con un joven que en teoría es el típico tío bueno descerebrado, pero tiene una cara de paleto que nadie en su sano juicio lo consideraría follable. El hijito es un poco más joven que ella y es igualito que Shaggy el de Scooby Doo, pero con la cara de pasmado típica de cualquier adolescente.
Bueno, como a Bruce, el padre de familia, le van bien las cosas en su trabajo de agente de bolsa, se mudan de vecindario, a uno muy cerquita del de siempre, pero de clase más alta, con casas más grandes y caras pobladas por gente mucho más guapa. Dejan atrás a sus vecinos de toda la vida, un matrimonio clasicote y conservadorcete en el que él está bastante bien y ella esconde su belleza bajo perpetuas camisas de cuadros abrochadas hasta el último botón.
Total, acelero que me aburro a mí y a vosotros: en el nuevo barrio sus vecinos son Tom y Trina, una pareja formada por Grant Show y una chica a la que no había visto en mi vida pero que es terriblemente sexy y atractiva. Son guapos, ricos, exitosos, modernos y encantadores. La vida misma, vamos. Resultan tan perfectos en su concepción molongui de la vida que hasta dan un poco de rabia. Y son swingers, o sea que hacen intercambio de parejas, follan con gente igual de guapa y estupenda que ellos y todo es perfecto si se basa en ser abiertos y sinceros. ¿O no? (el cielo se ensombrece de repente, truenos y relámpagos de fondo).
El caso es que ver Swingtown es un placer. Yo no he vivido en los setenta (por suerte) pero la ambientación y el vestuario son geniales, de un preciosismo y una minuciosidad tal que dice la gente que no hay tópico de la época que se les pase por alto. Para mí da el pego totalmente, da el pego como “realidad” básicamente, por encima de por la decoración de las casas y la estupenda música, por la fotografía. El color de la serie es tremendamente setentero, tiene esa cosa inefable que te hace ver una fracción de segundo de fotograma y etiquetarla perfectamente dentro de su época. Es lo que pasa cuando ves en la tele algo con saturación de rojos, que en seguida sabes que es de los ochenta más por esa saturación que por los cardados que luce la gente. Además, si pasas más allá del tema del folleteo y de los preciosos vestidos que se lucen, quedan unos personajes (ellas sobre todo) que apasionan y encantan y con los que quieres quedarte a departir al lado de la piscina. Trina, por ejemplo, además de tener nombre de un refresco riquísimo y ser súperatractiva, pasarse la vida remojándose en la piscina y luciendo unos bikinis preciosos, sufre y tiene dudas, celos y comete errores. Además se puede aprender que, la inmensa mayoría de las veces, cuando la gente habla de su coño en realidad está hablando de su corazón.
Voy por el capítulo nueve y está haciéndome pasar el verano con la cabeza en 1976.

Actualización: Bueno, tengo que poner esto porque es muy fuerte. Resulta que buscando una cosa en el google he dado con mi propio diario anterior, el del blogdrive, que sigue por ahí vivito y coleando pero al que ahora han puesto una nota publicitaria al final de cada entrada supuestamente relacionada con el contenido de esta. Así, por ejemplo, en una en la que hablo de que tengo el baño de casa estropeado y estamos sin agua y tal, la publicidad es de "Reforma tu baño fácilmente y sin obras. ¡Consúltanos!". Pues bien, acabo de ver esto:

"19 de septiembre de 2006
En este momento mi heroína es la señorita Trunchbull
ODIO A LOS NIÑOS
Deja la cocaina
ads by google
Infórmate. 902 101 501. Llama Ahora La Solución a la Adicción
Posted at 12:45 pm by Raestaenlaldea"

8 comments:

Lindamariposita said...

Jo, llevo días esperando que bajen los capítulos q me faltan y va superleeeentos... Y también los nuevos de Weeds, aunque sé que me espantarán.
La comadreja hija de Swingtown está enamorada de su profe de escuela de verano (q esto tb es muy 70', tipo "Mi chica") que en breve me tendrá rendida a sus pies.

SisterBoy said...

Tomo nota de todo aunque ahora estoy recuperando series inglesas que ya debería haber visto (Extras, The Office) y estoy inmerso en la cuarta de The Wire. Además tengo capitulos de The Twilight Zone como para sobrevivir en verano. Pero me apunto la serie esa.

La chica de Deadwood es Molly Parker y es una de mis preferidas desde que la descubrí en Wonderland (era la embarazada). Con respecto al revival setentero recomiendo una que vi hace poco (aunque es de 1994), se trata de "Dazed and confused" de Richard Linklater y es como American Graffiti pero ambientada en 1976

SisterBoy said...

Por cierto ya he visitado la libreria Valdemar-Opar. jejeje que ambiente de clandestinidad, hasta pensé que me iban a pedir contraseña, supongo que el jefe prefiere que sólo vayan personas que ya conocen el percal. No encontré lo que estaba buscando pero me gustó la experiencia, de hecho sólo recorrer esa pesadilla setentera que es el edificio donde se aloja el antro ya es una gran recompensa

Vargtimen said...

Me estoy bajando "Swingtown" por tus recomendaciones. Y también me estaba bajando los primeros capítulos de "Gossip Girl" antes incluso de que los recomendaras, soy así de petardo.

Coincido contigo en que "Dexter" será buena, pero no engancha. A mí todos los personajes me dejan frío.
De "Dirt" he acabado ya la 1ª temporada y me pondré en breve con la 2ª. Y a ver si me pongo con Prison Break y Los Tudor, que se pasa el verano y no veo nada.

Vargtimen said...

Hola otra vez. He visto los dos primeros capítulos de "Gossip girl" y estoy maravillado. Cuando muera quiero reencarnarme en pijo del Upper East Side. Blair y Chuck son mis héroes. Chuck es un dios!!

Al final del 2º capítulo, Serena ha tirado un teléfono móvil a una papelera de la calle sólo porque en él llevaba las fotos de sus ex-amigos. ¿No es adorable? ¿No hay que amarlos? Quiero ser como Chuck.

Ra recién llegada de Europa del Este said...

¡Gossip Girl es genial! ¿No te encanta el momento del primer capítulo en el que el malvado Chuck (Chuck es el malvado, ¿no?) está intentando violar a la rubita en el sótano y de repente aparecen en el ático? Me lo imagino diciéndole "Me está resultando un poco difícil violarte aquí abajo, ¿te importa que subamos al ático a seguir forcejeando?"
Blair es fantástica y un bellezón. Serena parece que tenga 40 años. Y qué feo es el novio de Blair, per Dieux, es igual que Zac Efron! Cómo envidio que aún tengas tantos episodios de Gossip Girl por ver. Atento a un intercambio de cocaína que se dará próximamente. Es una de las cosas más hilarantes que he visto en una serie de televisión.
Sister, me encantó la visita a la librería Opar. Cuando entré, el amable y gordeto dependiente puso "Wanderwall" en la minicadena para crear un ambiente más íntimo, o algo así. ¿Y el gato? ¿Estaba el gato?

El Malvado Ming said...

Tomo nota y recomiendo "Tell me you love", sólo va de hablar y follar pero es una delicia y además entre los bellos protagonistas está un viejunamente atractivo Richard Channing.

SisterBoy said...

Richard Channing es uno de mis galanes maduros favoritos sobre todo en Ricas y Famosas