Saturday, May 24, 2008

El puchy-puly del Doctor Robinson

Callejeros es el programa de Cuatro que consigue entretener y fascinar a base de sacar a cuanto yonki e indigente hay por España. Y como hay muchos y cada uno tiene una historia terrible y hermosa a partes iguales, uno lo ve y tiene esa sensación de que el arrrrte corre por nuestras calles y que el costumbrismo y las películas de Berlanga no son algo en absoluto desaparecido. Lo cual está muy bien.
El jueves, para mi regocijo, dejaron un resumen de "Cuestión de sexo" (cuya caja en dvd vi ayer en la Fnac y tengo que decir que es el peor embalaje de una serie que he visto en mi vida, con una foto de los protagonistas en sofá de lo más friends-noventero-trasnochado sobre un fondo de purpurina multicolor estruendosamente horrible) para las doce y en prime time pusieron un Callejeros dedicado a la ley de costas. "Aplicar la ley de costas a toda costa y a todo coste" era la frase que decía un constructor y que los de Cuatro repetían hasta la saciedad. Bueno, el caso es que lo que voy a contar no tiene que ver directamente con la ley de costas y al contarlo tiene muy poca gracia (ojalá estuviese en youtube), pero vamos allá: El otro día leía en el blog de Mer que en esta última temporada de House, en la que tenía que elegir a sus ayudantes entre una plétora de candidatos, los personajes estaban fantásticamente definidos porque con sólo dos frases ya sabías quienes eran y qué querían. Pues esto mismo lo viví el jueves viendo Callejeros. Estaban en un acantilado canario hablando con una señora mayor que estaba tomando el aire. "Vengo mucho por aquí porque tengo un hijo esquizofrénico", decía la buena señora. Tras eso, invitaba a los reporteros a su casa (la marca de Callejeros es que todo el mundo invita a los reporteros a su casa y les enseña la nevera. Cuando alguien lleva un cámara la gente te enseña el interior de los cajones, te abre el congelador para que veas cuánta carne congelada tiene y se levanta la camiseta para enseñarte las cicatrices de sus operaciones y las marcas de picarse. También es muy marca de Callejeros el grabar cómo se despiden de la gente con un "que vaya bien" o un "hala, que haya salud"). Pues decía que la señora llevaba a los reporteros a su casa y nada más entrar les decía "ahí está mi hijo". Y entonces, el momento: un joven barbudo y con pelos despeinados igualito a Javier Krahe, sentado en un sofá, fumando a contraluz, con los ojos inyectados en sangre y una voz cavernosa, surgida de las profundidades del infierno, que dice "Hola". Ya está. No hacía falta que nos hubiese dicho que su hijo era esquizofrénico. Un personaje definido no con dos frases, con una palabra. Realismo extremo. Vida real que epata a los modernos. Miserias cotidianas y tal y cual pascual. Eso es Callejeros.

6 comments:

Arual said...

La verdad es que a mí también me entretiene mucho Callejeros, casi todos los viernes lo veo, y la descripción que has hecho es absolutamente certera. Ayer la cosa iba de la acumulación de trabajo en la justicia y el atasco que hay, y en vez de enseñar el interior de las neveras, enseñaban los montones de carpetas apilados en los despachos sin orden ni juicio alguno, eso sí, el "Hala, que vaya bien!" no faltó, jeje!

SisterBoy said...

Pues todas las cadenas estan copiando su estilo. El programa estaria bien si los camara-reporteros no dijeran una puta palabra

Porqure lo importane no son ellos ni su buen rollismo paternalista de veinteañeros de clase media sino los monstruos a los que retratan. En fin que lo bueno es solazarse con personajes como este

http://youtube.com/watch?v=wjL7FctOZ4U

mos said...

Ho-la.

Ra está en la aldea said...

Bueno, en Callejeros yo no he visto nada que supere a la historia de las vecinas de Valencia, que son ya un hito de la cultura de este país comparable al siglo de Oro o a la droja en el colacao. Es un poco largo, pero HAY que verlo. Obviamente, está en el youtube buscando por "vecinas de valencia" o un similar.
Y era más bien hooola (con voz aguardentosa y tranquimizada)

SisterBoy said...

Ese lo vi en directo y en concreto el Callejeros dedicado a las vecindades resultó ser uno de los mejores

http://youtube.com/watch?v=ClkFZh_Sc-g

Y aqui otro clásico, el de la pija conductora

http://youtube.com/watch?v=YyhlbWiiesU&feature=related

Vargtimen said...

Hombre, el Callejeros de la conductora pija es lo más.