Monday, January 04, 2010

Las autopistas me llevan a tu vaquero

Para inaugurar el año del diario no se me ocurre nada mejor ("nada que me apetezca más", que es una de esas frases que sea han puesto tanto de moda últimamente vaya-usted-a-saber-por-qué) que el excelso poema que le dedicó Arturo de GH a Carol tras su expulsión y que colgó en su blog de la web de Gran Hermano, cuyo visionado recomiendo encarecidamente sobre todo si el lector tiene una sensibilidad delicada y un espíritu amante de lo exquisito:

La casa está vacía sin ti

20-12-2009

Esperé en la sala a que volvieras,

Pero el público decidió que te fueras.

Suena la música y no quiero levantarme,

Al no ver tu adormecida cara, tus ojos pequeños,

Preferiría volver a acostarme,

Y así imajinarte en mis sueños.

Tus tiernos lábios, tu dulce boca,

Esos que me moría por besar,

Cómo un adicto a la coca,

En ello no puedo dejar de pensar.

Tu sexy cuerpo que tánto he deseado,

Besarlo y con mis lábios recorrerlo,

Me jode el no tenerlo,

Ni siquiera para mirarlo.

Hice lo que pude para agradarte,

Y creo qu elo conseguí,

Pero lo que quería era conquistarte,

Y ya sólo me queda olvidarme de ti.

Me gusta hasta extremos inconcebibles. Arte.

7 comments:

Arual said...

Xddd qué genialidad literaria!

SisterBoy said...

Esto va a la lista de correo de Locos por la tele pero ya.

Charlie November said...

Es un monumento al [SIC].

En momentos como este me alegro de vivir una vida ascética alejado de distracciones mundanas como el Gran Hermano o la ortografía de la plebe.

El Impenitente said...

¿Y cuántos tatuajes lleva en su cuerpo el poeta?

A said...

Dios santo, qué maravilla...gracias por subirlo Ra, GRACIAS!!!

La_puta_vaga_de_mierda said...

HES VEYEZA HEN HESTADO PURO.

Vargtimen said...

Estoy sin palabras. Es lo mejor que he leído en mucho tiempo.