Wednesday, January 21, 2009

Cambiemos de tema, ¿a ti cómo se te da la cocina?

En este enero que está transcurriendo ya me ha dado tiempo a incumplir varios de mis propósitos de año nuevo, pero también a cumplir otros que lucen bastante: he encontrado piso (aunque todavía no me he mudado, eso será la última semana de mes, que auguro llena de dolor de espalda y rechinar de dientes), he afianzado mis actividades diurnas, he empezado a ver Deadwood, me he comprado unas mallas nuevas (y he tirado las viejas, que tenían dos agujeros a ambos lados del muslamen de lo más práctico) y mañana voy al teatro a ver Sonata de Otoño. Bien. En lo mal: he vomitado, me he quedado dormida en bares, he criticado con lengua viperina y afilada, apenas he actualizado esta humilde diario y no he comido las frutas y verduras suficientes. Emoticón carita triste. También sigo viendo mucha televisión, pero tengo que matizar una cosa: el propósito no es no ver mucha televisión, sino más bien no ver televisión sin ton ni son (cuánta asonante). O sea que sí que vale ver tele cuando se está disfrutando plenamente de ella, como con “Ven a cenar conmigo” o con “Granjero busca esposa”. Aquí quería llegar. Qué grande y maravilloso es “Granjero busca esposa”. Qué prodigio de casting, qué realismo bigger than life, cuántas frases para la memoria colectiva, cuántos momentos carne de youtube o frase de perfil de facebook (el equivalente actual a la celebridad). Creemos que casi, casi, puede llegar a ser tan grande como “Confianza ciega”, hoy por hoy en lo alto del top ten de programas de este tipo desde que se abrió la veda con el primer Gran Hermano, diez años ha. No sé cómo han tardado tanto en comprar el formato original guiri, con lo que da de sí el rural en este país y el arte del ligoteo en general. “Granjero busca esposa” es arte puro.

7 comments:

Deckard said...

Yo solo vi un trozo del final del primer programa de “Granjero busca esposa”. Pero, ¿era necesaria tanta fealdad?

SisterBoy said...

¿Quieres decir que son todos en plan pulpillo?

Ingram said...

Jojo. Por eso ha cerrado los Mata, por eso. Porque no se puede competir con la fascinación que le produce el agro al telespectador urbano. Bueno, y seguro que por más cosas, pero déjenme quejarme, que me he ido al paro, cojones.

M€ said...

Me parece un arte la forma de ligar de esos rudos hombres y su capacidad para invadir el espacio privado de la mujer. La frase "me encantan tus ojos" mientras le mete el dedo en uno de esos ojos es sublime.

Vargtimen said...

"Granjero busca esposa" es fantástico. Es como ver un documental de La 2 sobre los rituales de apareamiento de alguna extraña raza de simios, pero sin que se olisqueen el culo los unos a los otros.
Estoy contando las horas hasta el próximo programa.

Ra está en la aldea said...

Yo no los encuentro especialmente feos; el andaluz se parece a Paquirri y el catalán a Albert Pla meets Antonio Vega, pero quitando esos, el alcalde es bastante atractivo y los dos jóvenes supongo que pueden ser considerados "bien" (aunque estén en las antípodas de mis gustos personales). Del vasco no opino, lo encuentro cero viril. Las mujeres, sobre todo las de la primera selección, sí que eran un desfile de fealdad. Qué dentaduras, dios santo, y luego hablan de los ingleses.
Ingram: ouch y más ouch; podían haber cambiado a los Mata de día, que tenían su audiencita fiel; pero supongo que en tu trabajo cuanto antes te acostumbres a eso de las cancelaciones y tal, mejor por tu estabilidad mental.
(Viéndolo egoístamente, supongo que asín actualizarás más a menudo. Emoticón carita sonriente)

SisterBoy said...

Sintonía perfecta para el programa

http://es.youtube.com/watch?v=KLOyF50wlBU