Tuesday, September 09, 2008

Lo que nos trajo el verano de 2008

Google ha sacado un navegador que reúne lo mejor del Firefox y de ese otro de Linux que no recuerdo cómo se llama. Del explorer no han cogido nada, claro. Es raro que yo hable de estas cosas porque es obvio que no tengo ni idea, pero dicen los expertos que, aunque esté en desarrollo todavía, está muy bien, es muy rápido y carga muy poquito el ordenador. Yo veo simplemente que es bonito y sencillo, y el logotipo, efectivamente, es igual que el del Simón, verde, rojo, amarillo y azul, dan ganas de pulsarlo repetidas veces a toda velocidad. El nombre, "Chrome", lo veo muy poco apropiado para un navegador. Parece más bien el nombre de una película de Cronenberg o de Darío Argento. Para finalizar esas hondas reflexiones sobre el Chrome, me pregunto qué no sacará google, y apuesto a que dentro de diez años comeremos comida Google y viviremos en casas construidas por Google, rojas, verdes, amarillas y azules. O, más probablemente, diremos ¿Goo qué?
Fonsi Nieto y Ariadne Artiles han "jugado al despiste" (expresión sin la cual los comentaristas del corazón no sabrían vivir) durante todo el verano. Esta pareja me produce una pereza terrible, pero querría comentar dos cosas:
cosa 1: Fonsi Nieto es el horror. ¿Qué novias son esas que se elige, dios mío? Supongo que puede considerársele afortunado porque con esa pinta que tiene ha salido con tres mujeres que son consideradas tías buenas por casi todo el mundo: Elsa Pataky, Natalia Verbeke y Ariadne Artiles. A mí las tres me parecen un espanto total. Chabacanas es la palabra que mejor las define. Elsa Pataky, cumbre del deseo patrio, pese a parecer seriamente retrasada, nos cae psuedobien por haber sido Raquel en Alsa, antes de operarse la nariz y etcéteras varios, pero es una hortera y una tuja de tomo y lomo. Esa ropa que diseña, o diseñaba, es igualita que los chándales marca Batuka. Natalia Verbeke siempre parece tener la cara y el pelo sucios.
cosa 2: Ariadne Artiles tiene una cara de modelo normalita y corriente, pero un cuerpazo poseedor de una cosa que a mí particularmente me encanta, y es un tronco larguíííísimo. Entre sus tetas y su coño hay kilómetros de distancia, y eso hace que sin las mechas y el look ibicenco, pudiera ser elegante. Pero no.
David Bustamante y Paula Echevarría han tenido una niña. Como son asín, la han llamado Daniella con doble ele, que supongo que les parecerá más moderno. De Busta opino más o menos lo que todo el mundo; musicalmente me interesa tanto como el nuevo disco de Banghra o, por utilizar un símil literario, el libro "Los Tous: historia de una familia, una empresa y un osito hecho joya" (aunque su canción "oé oé oé oá siempre te llevo dentro del alma como el arrullo de un mar en calma" me encanta). Lo más guay que asocio a Bustamante es algo que ni siquiera ha hecho él, sino los Astrud: una foto en la que Manolo llevaba una camiseta con la cara de Bisbal que ponía "robot" y Genís una con la cara de Busta que ponía "persona". Aún así, celebro su reciente etapa de hombre feliz que ha recuperado el rumbo estético (en términos OTeriles, claro está) y creo que esa mujer que tiene, Paula Echevarría, es lo mejor que podía haberle pasado. Todos recordamos con el corazón encogido aquella etapa en la que su pérfida y rubia exnovia Begoña Alonso le denunció por malos tratos, y su familia protagonizaba episodios de agresión en San Vicente de la Barquera. Por suerte todo aquello se aclaró y la malvada modelo robavestidos (o roba zapatos, no recuerdo bien qué era lo que le robaba en el backstage a la novia de Nacho Sierra) debe estar ahora mismo en su casa lanzando dardos a una foto de Paula Echevarría vestida de Rosa Clará el día de su boda. Paula no es exactamente una genia de la moda, lo único que hace es seguir las tendencias a rajatabla sin innovar ni mucho ni poco, pero todo le queda tan bien y está tan mona siempre que es imposible no cogerle cariño. Tan sonriente, con ese pelo megahidratado, tan normal, tan ideal, hace que nos olvidemos incluso de que era la fan número 1 de Bustamante. Eso, que estoy muy feliz de verla emocionada a la salida del hospital, con la cara y los tobillos hinchados como bollos y más mona que nunca.
Como dice el Pasillero (jojo) lo más tremendo del accidente de Barajas fue que todos los medios aprovecharon para comentar la operación de nariz y barbilla (no sé por qué nadie dice lo de la barbilla, cuando es súperobvio) de Letizia Ortiz como si fuese lo más reseñable del tema. Increíble. En fin, debía tener la cara amoratada como la chica en LA Confidential que se opera para parecerse a Rita Hayworth y tenía pinta de estar hasta arriba de analgésicos. Aplaudimos a Letizia en su cruzada por el crecimiento de la úlcera de Jaime Peñafiel, rata detestable y hombre de la digresión constante.
Sienna Miller se lía con un hombre casado y asisto atónita a un linchamiento por parte de las revistas (sobre todo) británicas. Esto es una obviedad tan obvia que me da hasta vergüenza escribirlo pero, señores, el casado es -era- él. Sienna puede hacer con su coño lo que le salga de la brinca del idem. Y luego hay quien dice que no vivimos en un mudo machista. Puagh.
Por supuesto, la serie del verano ha sido -está siendo- Swingtown. Tengo tendencia a obsesionarme con las cosas que me enganchan y no dejo de darle el coñazo a mis allegados -virtuales y en 3D- que también la ven. Pero qué quieren, esto no es Lost, ni siquiera Mad Men, y no tengo foros donde opinar ni largas entradas que comenten el último bañador de Trina o el cardado de Janet. Recomiendo fervorosamente una visita al verano del 76. Yo hasta pongo su last fm en casa de fondo mientras cocino.
Hablando de cocina, "Ven a cenar conmigo" me encanta. Espero que sea ese típico programa de verano que tiene éxito y se alarga temporadas y temporadas (como Corazón de Verano, que pasó a ser Corazón de/estación). Los concursantes son de órdago (especial mención para los coruñeses de hace unas semanas, que eran para mear y no echar gota), las votaciones dan ganadores casi siempre injustos, y te ríes un huevo viendo a gente que presuntamente disfruta de la cocina diciendo "yo es que no como ni mandarinas ni pescado" o "¿endivias? Ni idea de qué es eso".
"700 Euros. Diario secreto de una call girl", la explotation de "Sin tetas", es tan mala y los actores están -en su mayoría- tan mal que hay que verla para creérsela.
Finalmente, Paris Hilton es lo más guay del verano de 2008. Ha pasado de ser un coñacín, más que nada por saturación de noticias sobre ella, a convertirse en una genia absoluta con su vídeo de respuesta al de McCaine poniéndola como mal ejemplo para la juventud. Y lo hace de una forma elegante y divertidísima: ¿vosotros utilizáis mi imagen para vuestros propósitos? pues yo os la devuelvo criticándoos, criticando de paso el circo de las elecciones y demostrando que sé reirme de mí misma" Si eso no es inteligencia y saber estar, que baje Dios y lo vea.

8 comments:

SisterBoy said...

¡Ah! Swingtonw es esa serie de ambiente setentero. Creo que la veré, aquella es una década que cada vez se reivindica más (excepto en el aspecto estético que sigo detestando quizás porque tuve que sufrirlo en carne propia. Tengo fotos que lo prueban).

Si alguien quiere seguir abundando en lo que se hacía, se decía y se vestía en aquella época le recomiendo esta peli que descubrí hace poco.

http://spanish.imdb.com/title/tt0106677/

c. november said...

varias cosas.

1) Si «se a vida e» fuera la canción del verano, éste sería un mundo en el que querría vivir. O quisiera. Nunca sé cuando usar el pluscuamperfecto.

2) Google Chrome se llama así por unos motivos técnicos aburridísimos que si quieres te explico. Pero como no ha salido para mac por el momento, objeto conciencia y paso de él.

3) Elsa Pataky es un chachón abyecto y eso lo saben los chinos.

Mus.

Arual said...

Estoy contigo en que no dentro de mucho viviremos en Google-homes y comeremos Google-food, tiempo al tiempo...

Lindamariposita said...

Google es como la Iniciativa Dharma, pero en real (y la Iniciativa va camino tb). Cómo es que hablas del Chrome y no del Flock? Como se entere Carlitos... Aunque esta entrada me tiene un tufillo a Carlitos, ahora q lo pienso.

Vargtimen said...

Paris Hilton siempre ha sido una diosa, Fonsi Nieto siempre ha sido un garrulillo y Elsa Pataky siempre será Raquel la de Alsa, así pasen cien años.

No acabo de entender lo de Letizia Ortiz. Estaba en los JJOO de Pekin con su nariz de toda la vida y a la semana siguiente aparece en Madrid con nariz a estrenar. ¿No han dicho en los medios que le han hecho una rinoseptoplastia? ¿Por qué no tenía ni hematomas ni inflamación? ¿Y la férula que debe llevar durante las primeras semanas? ¿Qué pasa, que le pusieron en un día la nariz de Estefanía? ¿Quien la operó? ¿Milikito?

C. said...

Yo a Fonsi Nieto no lo conocía de nada, y cuando lo ví por primera vez me pareció horrible, enano, cejón y con voz de pito. No se cómo pudo tener novias así, será por su gran.. billetera, porque por otra cosa no me lo explico.

Últimamente, no hago otra cosa que ver la televisión, cosa que no hacía hace dos años y medio, y no puedo parar!!! Ahora estoy intentando convencer a M, que cambiemos "Pasapalabra" por "Ven a cenar conmigo" o como quiera que se llame, de a poquito lo voy convenciendo.

Y hay otra cosa cibernética digna de ser mencionada para este verano que ya se nos va, el amado/odiado facebook de los cojones. Un instrumento del diablo. Infernal.

Besos

El Malvado Ming said...

Lo de Paris me recordó a Yola y Malena diciéndole a Aznar que ellas no eran telebasura.

A (licate?) said...

A mí también me encanta "Ven a cenar conmigo"

Te debo unos comments en plan achuchón, pero...bueno

Estoy en plan "Noche en blanco"